PapelTualé

La Constitución vaciada por la Robolución BoliCubana ////// Venezuela Disfuncional del siglo XXI //////

Alfredo Toro Hardy: La irracionalidad de los biocombustibles

Brindan prioridad a los vehículos por sobre los seres humanos Hace un año los biocombustibles (o agrocombustibles) constituían el tema de moda. Hoy sus detractores proliferan por doquier. Organizaciones ambientalistas como Greenpeace, Amigos de la Tierra o Birdlife se han enfilado en su contra. Científicos de primer nivel que antes defendieron su difusión, les han vuelto la espalda. El ministro alemán de Medio Ambiente anunció la suspensión del plan germano para duplicar el uso de etanol para el 2009. Time dedicó el tema central de su edición del 14 de abril a atacarlos. Varios elementos explican esto.

Ellos brindan prioridad a los vehículos por sobre los seres humanos. Según Lester Brown, presidente del “Earth Policy Institute”: “Desde un punto de vista agrícola, la demanda de combustible de automóviles es insaciable. Los granos que se requieren para llenar una sola vez con etanol a un tanque de 25 galones, bastarían para alimentar a una persona a lo largo de todo un año… La competencia por cereales entre los 800 millones de automovilistas que hay en el mundo y los dos mil millones de seres humanos en situación de pobreza que luchan por sobrevivir, está tomando proporciones épicas”. (“World May Be Facing Highest Grain Prices in History”, Earth Policy Institute, Washington D.C., 4 enero, 2007). No en balde un experto agrícola de la ONU calificó el encarecimiento desmesurado de productos agrícolas, resultante de lo anterior, como un crimen contra la humanidad.

Las extensiones de tierra que requieren ser plantadas a este fin resultan irracionales. La revista Forbes formulaba el siguiente planteamiento: “Asumiendo que el consumo de gasolina continué creciendo a sus tendencias actuales, Estados Unidos tendría que plantar cosechas de granos para el etanol en 1,7 millardos de acres a los efectos de poder eliminar la gasolina para el 2050. Eso implicaría sembrar granos en cada pulgada cuadrada de terreno de Estados Unidos (cuya masa total de tierra alcanza a 1,9 millardos de acres)” (“Field of Dreamers”, 5 julio, 2006).

Para lograr las extensiones de tierra requeridas será necesario desforestar las selvas vírgenes que aún quedan en el planeta. Lo que se gana ecológicamente con el uso de biocombustibles se pierde con creces por la deforestación. Según Time: “David Tilman, de la Universidad de Minnesota, calculó que tomará más de 400 años de uso de biodisel para compensar el carbón emitido por la destrucción de forestas para hacer crecer aceite de palma… El estudio de Searchinger (de la Universidad de Princeton) calcula que el etanol de maíz requiere 167 años de uso para compensar el costo de la deforestación que origina” (14 abril, 2008).

Luego está la irracionalidad económica. Saúl Ameliach, presidente de Pequiven, señalaba: “Para producir 1 millón de barriles de etanol se deben sembrar 20 millones de hectáreas de maíz o de caña de azúcar y emplear en esa siembra alrededor de 4 millones de toneladas de fertilizantes. Para producir esa cantidad de fertilizante se requieren 400 millones de pies cúbicos de gas por día y esa es la mitad de la energía que genera el alcohol que van a producir” (Últimas Noticias, 16 de marzo, 2007).

Los biocombustibles desafían al sentido común.

altohar@hotmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 2008/04/11 por en Boliburguesía; Guisos.
A %d blogueros les gusta esto: